Comida para gatos siameses: puntos importantes

El ser humano, que adora a sus gatos, los colma de cuidados de todo tipo y no escatima a la hora de hacerles la vida más cómoda. En muchos casos, esta actitud supone una humanización de la mascota, que puede resultar “peligrosa” para ella sobretodo en lo que a comida para gatos siameses se refiere.

Comida para gatos

Para satisfacer las necesidades nutricionales de un gato adulto se deben tener en cuenta su edad, su modo de vida, su sensibilidad y su raza. Esto permitirá que siga estando activo, que se mantenga en un buen estado de salud y vivir más tiempo. La carencia de alguno de los nutrientes indispensables tendrá a largo plazo importantes consecuencias para su salud.

El gato es un animal carnívoro: asimila perfectamente las dietas ricas en proteínas animales y en materias grasas.  La dieta del gato debe contener obligatoriamente determinados nutrientes, como la taurina (un aminoácido esencial para la visión del gato), la arginina (otro aminoácido esencial), el ácido araquidónico (un ácido graso esencial) y las vitaminas A y B.

Aunque algunos gatos ingieren su ración diaria de una sola vez, lo normal es que les guste picotear a lo largo del día, por lo que realizan entre 10 y 16 visitas al comedero diariamente.

Si bien el gato percibe los sabores, como nosotros, a través de las papilas gustativas de la lengua y de la cavidad bucal, comparado con el hombre su sentido del gusto es bastante pobre. Esto se debe a que el gato tiene 473 papilas gustativas, frente a las 9000 que tiene el ser humano. Por ello, la elección del alimento es más olfativa que gustativa.

  • Nutrientes fundamentales: proteínas , hidratos de carbono, lípidos, minerales, vitaminas y otra serie de nutrientes que no son fundamentales para el organismo pero que pueden mejorar su calidad de vida.
  • Necesidades nutricionales del gato: los gatos según su edad, su raza, su estilo de vida, si estén esterilizados, etc, tienen distintas necesidades nutricionales, por lo que es importante proporcionarles un alimento adecuado a ellas. Algunos ejemplos son: gatos en plena forma, con tendencia al sobrepeso, con sensibilidad cutánea y capilar, gato caprichoso o con una sensibilidad digestiva especial, gato con acceso al exterior, que vive exclusivamente en el interior, gato con más de 7 años o gato con más de 12 años.
  • Cosas a evitar: algunas prácticas alimentarias pueden tener consecuencias nefastas para el bienestar y la salud del gato. Como por ejemplo, una dieta compuesta únicamente por carne, sobras de la mesa, cambios bruscos de alimentación o la leche.

Si te ha gustado este pos seguramente también te interesará leer cómo cuidar un gato siamés durante sus primeros meses de vida.

Compártelo!Share on Google+0Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on Tumblr0Email this to someone

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR