Cuidado de gatos mayores: consideraciones especiales

El cuidado de gatos mayores es algo que tenemos que tener en cuenta según nuestro gato va envejeciendo.

cuidados de gato

Los gatos están viviendo mucho más tiempo actualmente que hace veinte años, gracias a una mejor nutrición y cuidados, tanto en el hogar como del veterinario.

En los últimos años, las edades de felinos y etapas de la vida se han redefinido, los gatos son considerados como personas de avanzada edad una vez que lleguen a los 11 años.

  • Los efectos del envejecimiento: con la edad hay muchos cambios en la fisiología, el comportamiento y la vulnerabilidad a enfermedades particulares. Los cambios fisiológicos incluyen disminución en la capacidad de oler y saborear los alimentos, disminución para digerir la grasa y las proteínas, audición reducida, disminución del sistema inmune, de la elasticidad de la piel y de la tolerancia al estrés.
  • Cambios del comportamientos: cuando los gatos envejecen se altera su comportamiento, a menudo como resultado de los cambios fisiológicos, pero poco a poco se va adaptando a ellos. Los gatos mayores cazan menos, pasan menos tiempo al aire libre, generalmente son menos activos y duermen más. Tienden a ser más inseguros, por lo que pueden depender más de sus dueños.
  • Corte de las uñas: es recomendable revisar las uñas de su gato semanalmente. Los gatos mayores son menos capaces de retraer sus uñas, por lo que pueden quedar atrapados en muebles o alfombras.
  • Limpieza: el gato mayor es menos eficiente en sus cuidados, por lo que tendrá que quitarle cualquier secreción en los ojos, la nariz o el ano. También puede ser necesario cepillar a su gato con un cepillo suave, ocasión que le servirá para comprobar si tiene algún bulto u herida.
  • Bolas de pelo: suele ser un problema común en gatos mayores. Estos tienen unas digestiones más lentas y la ingesta de pelo puede provocar vómitos o estreñimiento. Una solución sería la compra de suplementos que le ayuden en este problema.
  • Controles dentales: con la edad pueden ir surgiendo más complicaciones, por lo que hay que estar atento a la boca de su gato, que este sana. La halitosis, babeo o pérdida de apetito pueden ser síntomas de alguna enfermedad dental.
  • Controles periódicos de salud: su veterinario le aconsejará sobre la frecuencia de los controles de salud que mejor se adapte a su gato, teniendo en cuenta su edad y su salud general. Aunque el gato sea examinado regularmente, usted también tiene que estar atento en el hogar. Algunos signos generales de peligro  que merecen la atención de su veterinario, son: pérdida del apetito, pérdida de peso, rigidez o cojera a la hora de saltar, letargo, beber más a menudo y más cantidad de agua, problemas de equilibrio, desorientación y angustia, comportamiento inusual, bultos o protuberancias en el cuerpo.

Si te ha interesado este artículo seguramente también te gustará este otro sobre las enfermedades que el gato puede transmitir al hombre.

Compártelo!Share on Google+1Share on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on Tumblr0Email this to someone

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR