Enfermedades del hígado en gatos

Las enfermedades del hígado también pueden afectar a los gatos, por lo que hay que tenerlas en cuenta.

El hígado es un órgano importante con muchas funciones, incluyendo la digestión y la conversión de los nutrientes, la eliminación de sustancias tóxicas de la sangre, y el almacenamiento de vitaminas y minerales. Debido a que el hígado trabaja para librar al cuerpo de tantas sustancias diferentes, es susceptible al daño de muchas fuentes diferentes. El resultados de la enfermedad hepática es la inflamación, conocida como hepatitis. Si no se trata, esto puede conducir a la pérdida de la función de las células hepáticas sanas las cuales son reemplazadas por tejido cicatrizal. Las enfermedades en otras partes del cuerpo también pueden afectar la función del hígado.

enfermedades del hígado

Afortunadamente, la enfermedad hepática se puede gestionar con eficacia y progresión limitada. Muchos gatos van a vivir felices después de su diagnóstico. Una nutrición adecuada y el diálogo continuo con su veterinario son clave para manejar el trastorno de hígado de su gato.

Los factores que incrementan la probabilidad de su gato a desarrollar enfermedades del hígado son:

  • Edad: Varias enfermedades, incluyendo la disfunción hepática, son comunes en gatos geriátricos.
  • Raza: Ciertas razas, como los gatos siameses, son más propensos a nacer con o son propensos a desarrollar determinados problemas en el hígado.
  • Obesidad: Los gatos que sufren sobrepeso pueden ser más propensos a desarrollar una enfermedad hepática.
  • Los medicamentos y productos químicos: Los medicamentos que contienen acetaminofén puede dañar el hígado en gatos.

Los signos de enfermedad hepática pueden ser muy similares a las de otras enfermedades. Si usted nota cualquiera de los siguientes signos en su gato, consulte a su veterinario para un examen completo.

Los síntomas a tener en cuenta son:

  • Pobre o pérdida del apetito
  • Pérdida repentina de peso
  • Ictericia (coloración amarillenta de las encías, el blanco de los ojos o la piel)
  • Aumento de la sed
  • Vómito o diarrea
  • Cambios en el comportamiento
  • Babeo excesivo
  • La falta de energía o depresión

Otros posibles signos de trastornos hepáticos incluyen orina de color oscuro, encías pálidas, o una acumulación de líquido en el abdomen que podría confundirse con un aumento de peso repentino. Su veterinario puede administrar otras pruebas para diagnosticar la enfermedad hepática.

Los signos de la enfermedad del hígado no son muy específicos, por lo que es difícil de reconocer. Si los gatos obesos dejan de comer, podría haber complicaciones fatales. Los gatos que pierden su apetito durante dos o tres días puede experimentar Feline lipidosis hepática, una enfermedad asociada con una peligrosa acumulación de grasa en el hígado que afecta a la función de este. Si su gato no come, consulte a su veterinario inmediatamente.

Si se diagnostica a su gato, usted se estará preguntando cómo cuidar de su gato con enfermedad hepática. El tratamiento de cualquier enfermedad hepática está dirigido a descansar el hígado y la minimización de las funciones que tienen que ver con el metabolismo de las grasas, las proteínas, los carbohidratos. Cuando su gato tiene enfermedad del hígado, es muy importante la nutrición. Dé a su gato carbohidratos de fácil digestión, grasas de alta calidad y cantidades limitadas de sodio para controlar el daño hepático permanente y mejorar la función del hígado.

Para el diagnóstico exacto y las opciones de tratamiento, siempre consulte a su veterinario y pidale que le recomiende el mejor alimento para la salud del hígado de su gato.

Compártelo!Share on Google+1Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on Tumblr0Email this to someone

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR