Gato senior: cuidados y cambios

gato senior

Los gatos mayores o también denominados gato senior, se clasifican generalmente a partir de los 11 años de edad. Si su gato está dentro de este grupo de edad, es importante estar al tanto de ciertos cambios físicos y mentales que su gato experimentará en esta etapa de la vida. La siguiente lista contiene los síntomas y las condiciones comunes asociadas a menudo con gatos mayores que potencialmente pueden afectar su calidad de vida:

  • Los cambios de peso (ya sea ganar o perder demasiado peso)
  • Disminución del sentido del olfato y la audición
  • Sensibilidad a la luz
  • Problemas cardíacos o circulatorios
  • Menos agilidad
  • Dificultades de digestión
  • Uñas quebradizas
  • Piel suelta / Pérdida de masa muscular
  • Cambios de comportamiento, tales como el aumento de los accidentes fuera del arenero, irritabilidad, disminución de la interacción humana, la confusión y menos lúdico
  • La fluctuación de los patrones de sueño
  • Función digestiva reducida
  • Respuesta inmune reducida

Al igual que cualquier miembro de la familia, un gato necesita un entorno de vida saludable que tenga espacio para crecer, jugar, y lo más importante, para prosperar. La creación de un entorno enriquecido para su gato mayor puede aumentar la actividad y la estimulación mental y reduce los problemas potenciales de comportamiento.

Darle a su gato un poco de espacio (vertical). Esto le da a su gato mayor espacio total para moverse y poder subirse a superficies.

Rascadores ofrecen una salida para su gato. Además, hay que prolongar la vida útil de sus muebles.  Asegúrese de que el rascador de su gato mayor es robusto y está hecho de materiales como madera, cuerda de sisal o de tela áspera. Colóquelo junto a una ventana, área de dormir de su gato u otro lugar popular donde su gato puede ser un gato.

Únete a la persecución. Los gatos les encanta acechar y cazar. Y si usted tiene sólo un gato en su hogar, es especialmente importante participar en los juegos y actividades que permiten a su gato la capacidad de perseguir y moverse. De hecho, los estudios muestran que los juguetes para gatos más populares son los que implican la interacción humana.

Ser un buen compañero. Porque los gatos son animales sociales, es importante darle a su gato mayor un montón de compañerismo y estimulación mental. Si su gato esta solo para grandes partes del día, es posible que desee agregar otro gato a la casa para ayudar a llenar el vacío. Asegúrese de consultar con su veterinario antes de tomar su decisión.

Las visitas veterinarias para gatos mayores no deben ser pasados ​​por alto. De hecho, es aconsejable aumentar sus visitas veterinarias a medida que su gato se hace mayor. Si lo hace, es la mejor manera de prevenir cualquier problema de salud importante, y así poder ayudar en la longevidad de su gato.

Gato senior

Hay otras razones por las visitas veterinarias frecuentes son tan importantes para los gatos mayores:

  • Los dueños de gatos pueden no notar cambios sutiles en sus gatos mayores.
  • Cambios de la salud pueden ocurrir rápidamente en gatos mayores.
  • Varias condiciones médicas comienzan a desarrollarse en los gatos una vez que alcanzan la edad madura.
  • Los gatos, sobre todo en sus últimos años, son propensos a enfermedades subyacentes mientras parece que están bien físicamente.
  • La detección temprana se traduce en una gestión más fácil, una mejor calidad de vida y menos gastos veterinarios.
  • La frecuencia de problemas de comportamiento en los gatos aumenta con la edad – un estudio reciente encuentra que el 28% de los gatos domésticos de 11-14 años de edad desarrollar al menos un problema de conducta.

Desafortunadamente, los síntomas de la vejez son inevitables en los seres humanos y en nuestros amigos felinos. El impacto de las enfermedades cerebrales del envejecimiento en gatos mayores pueden ser importantes no sólo en su gato, sino en toda su familia también.

Los signos de los trastornos cerebrales cognitivos en gatos mayores pueden incluir:

  • Disminución de la interacción con los seres humanos y otros animales.
  • Menos deseo de comer.
  • Orinar o defecar fuera del arenero.
  • Disminución en las habilidades para resolver problemas.
  • Menos conciencia de su entorno.
  • Los ciclos de sueño-vigilia varían.
  • Llanto especialmente durante las horas nocturnas

Al igual que los seres humanos se pueden tomar medidas para luchar contra los signos de envejecimiento del cerebro. Con ciertas precauciones de seguridad, la nutrición adecuada y la estimulación mental, usted puede ayudar a su gato a adaptarse a los problemas de comportamiento y mantenerlos mentalmente.

A la hora de comer, elegir un alimento que es rico en antioxidantes y ácidos grasos omega para ayudar a mejorar la función cognitiva de su gato. Incorporar una bola rompecabezas o laberinto en el tiempo de alimentación para animar a su gato para cazar y estimular la actividad cerebral.

Por la noche, asegúrese de que el área de dormir de su gato es a la vez tranquilo y seguro. Asegúrese de mantener una  luz de noche encendida para ayudar con la visión en declive, y para acomodar mejor los alterados ciclos de sueño-vigilia de su gato.

En todo momento, asegúrese de aplicar superficies antideslizantes en toda la casa, y añadir rampas o pasos para permitir que su gato mayor para llegar a lugares sin tener que saltar. Aumentar el número y el tamaño del arenero para ayudar con el aumento de la eliminación de residuos de su gato – otro cambio de comportamiento común en gatos mayores.

A medida que su gato se hace mayor, la hora de comer puede ser un verdadero desafío para usted y para su gato. Dado que las necesidades nutricionales de su gato pueden cambiar o fluctuar al alcanzar el estado superior, es importante entender las razones detrás de ellos.

Si nota que su gato está comiendo menos, pero sigue subiendo de peso, podría ser atribuido a una desaceleración en el metabolismo o una disminución de la actividad. El exceso de peso puede conducir a ciertas condiciones médicas asociadas a menudo con gatos mayores, como problemas en el corazón, respiratorias, de la piel y problemas en las articulaciones. Pequeñas cantidades de alimento o  un cambio gradual a una comida baja en calorías puede ayudar a recortar el peso.

Si su gato mayor no tiene ningún problema de comer, pero está perdiendo peso, podría ser el resultado de (problemas de encías y dientes) del corazón o enfermedad periodontal, la disfunción de la tiroides o la insuficiencia renal. Por otro lado, si su gato tiene una pérdida de apetito, podría ser debido a una reducción en la sensación del gusto.

La elección de los alimentos adecuados puede llevar a una vida larga y saludable para su gato mayor. Para obtener más información acerca de lo que es mejor para las necesidades nutricionales de su gato mayor, consulte a su veterinario.

Compártelo!Share on Google+1Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on Tumblr0Email this to someone

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR