Insuficiencia renal en gatos

La insuficiencia renal en gatos es un problema grave que hay que tener en cuenta, ya que los riñones son muy importantes para el organismo, estos eliminan los desechos de la sangre y regulan los líquidos del cuerpo. Si los riñones no son capaces de hacer su trabajo, esto sería mortal para su gato.

insuficiencia renal en gatos

 Los riñones son muy importantes porque eliminan las sustancias de desecho de la sangre, y mantienen el equilibrio normal de líquidos y minerales en el cuerpo. Cualquier condición que daña los riñones se conoce como enfermedad renal.

En algunos casos, los gatos pueden mostrar signos de alerta temprana de la enfermedad. Sin embargo, cuando los signos de una enfermedad grave aparecen, el 75% de la función de los riñones ya se ha perdido. Esta es la razón por la que la detección temprana es tan importante, sobre todo para los gatos de 7 años o más. Un simple análisis de sangre y análisis de orina son todo lo que se requiere para detectar la enfermedad.

Los riñones pueden ser dañados por una amplia gama de condiciones, incluyendo lesiones, infecciones, toxinas y el cáncer. La enfermedad renal es común en los gatos, pero con un diagnóstico y tratamiento precoz, la progresión puede ser limitada y muchos gatos pueden vivir felices durante años después del diagnóstico.

Los factores que pueden hacer que los gatos sean más propensos a la enfermedad renal son:

  • Edad: La probabilidad de desarrollar problemas de riñón en los gatos aumenta después de la edad de 7 años.
  • Alimentos: Algunos alimentos para gatos con alto contenido de fósforo y alimentos para gatos con aumento de los niveles de proteína pueden aumentar la progresión de la enfermedad renal.
  • Raza: algunas razas, como los persas, son más propensas a desarrollar ciertos tipos de enfermedad renal.
  • Medio Ambiente: Algunas sustancias químicas, incluyendo ciertos desinfectantes, anticongelantes, pintura con plomo y algunos medicamentos humanos pueden dañar los riñones.

Los signos de enfermedad renal puede ser difícil de reconocer, ya que son similares a los de otros trastornos como la diabetes y el hipertiroidismo. Si nota cualquiera de los siguientes signos en su gato, consulte a su veterinario para un examen completo:

  • Pérdida del apetito
  • Aumento de la sed
  • Necesidad frecuente de orinar o no orinar
  • Vómitos y diarrea
  • Pobre aparición de abrigo
  • Depresión
  • pérdida de peso
  • El mal aliento
  • Dolor en la boca
  • Debilidad
  • La falta de energía y el aumento de dormir

En las primeras etapas de la enfermedad renal es posible que no se muestre ningún signo o síntoma. Un aumento de la sed es el primer signo de insuficiencia renal – si nota este, o cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente, consulte a su veterinario inmediatamente.

Si su gato es diagnosticado con una enfermedad renal, su veterinario puede clasificarlo en aguda o crónica.

  • Enfermedad renal aguda:  pueden ser causada por: la pérdida de sangre, choque, estrés quirúrgico, trauma,la deshidratación severa, venenos, drogas, flujo de orina obstruida, infección.
  • Enfermedad renal crónica o de largo plazo: la enfermedad renal puede ser resultado de los factores antes mencionados, además de la raza y tendencias hereditarias, en coordinación con los factores nutricionales y defectos del sistema inmunológico.

La comida de su gato juega un papel importante en su estado general de salud y bienestar. Si su gato es diagnosticado con una enfermedad renal, la modificación de la comida puede ayudar a controlar la enfermedad mediante la reducción de las cantidades de proteínas y fósforo en su comida. La restricción de fósforo parece especialmente importante en la disminución de la gravedad de los signos clínicos y la progresión del daño renal. La reducción de los niveles de proteína también puede ayudar a restaurar los niveles normales de ácido-base. La comida terapéutica apropiada juega un papel crucial en la reducción de la acumulación de productos de desecho eliminado normalmente por los riñones y atrasar o revertir el daño a los riñones.

La nutrición balanceada es una parte esencial de un estilo de vida activo y saludable. Si su gato tiene problemas de riñón, la nutrición adecuada puede repercutir positivamente en la calidad de su gato de la vida. Para el diagnóstico exacto y las opciones de tratamiento, siempre consulte a su veterinario y pidale que le recomiende el mejor alimento para la salud del riñón de su gato.

Compártelo!Share on Google+1Share on Facebook7Tweet about this on TwitterShare on StumbleUpon0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on Tumblr0Email this to someone

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR