Artritis en gatos

Estándar

La artritis es un término general para los cambios anormales en la articulación.  Estos cambios se producen cuando el cartílago se desgasta más rápido de lo que puede ser reemplazado. El cartílago actúa como un cojín para proteger los huesos, cuando se desgasta las articulaciones se hinchan y duelen.

artritis

Los gatos mayores pueden desarrollar artritis. También conocida como enfermedad degenerativa de las articulaciones, puede ser una fuente de dolor crónico y afectar negativamente a la calidad de vida de su gato. La artritis en los gatos se produce cuando una articulación es inestable, haciendo que los huesos se muevan de forma anormal en la articulación. Con el tiempo este movimiento anormal erosiona el cartílago que recubre las articulaciones y los huesos comienzan a frotar contra el hueso creando inflamación crónica y dolor.

Aunque la artritis no es una enfermedad curable, el tratamiento temprano es clave.

  • Señales de alerta y síntomas: la artritis puede tener efectos graves sobre la salud y movilidad del gato. Lo primero que veremos si la padece, es que es reacio a caminar, saltar o correr.
  • Disminución de la actividad.
  • Dificultad para saltar.
  • Hacer sus necesidades fuera del arenero.
  • Camina con rígidez e incluso puede llegar a cojear.
  • Reclusión social.
  • Factores de riesgo:
  • Edad: a medida que los gatos se van haciendo mayores, el cartílago empieza a deteriorarse.
  • Raza: ciertas razas son más propensas a sufrirla. Como por ejemplo los persas y los siameses.
  • Exceso de peso.
  • Otras causas: defectos congénitos o hereditarios, accidentes o traumas o infecciones.
  • Tratamiento: la comida juega un papel importante en su estado general de salud y bienestar. Una nutrición balanceada es una parte esencial de un estilo de vida activo y saludable.  De todas formas, para un diagnóstico exacto y las opciones de tratamiento, consulte a su veterinario.

Mitos y leyendas sobre gatos siameses

Estándar

Mitos y leyendas sobre gatos siameses

Muchas son las leyendas  que rodean al gato siames, pero hay un mito particularmente entrañable que asocia la creación del siames con el viaje del Arca de Noé.

En el libro “Los animales y el hombre” escrito por George Cansdale, se habla de ello. Se dice que durante el aburrimiento de la travesía, tuvo lugar el apareamiento entre un mono y una leona. Y estos fueron los primeros descendientes, los cuales tenían los atributos de un mono y la bravura del león”.

Existe una leyenda relacionada con dos características de los gatos siameses, el estrabismo y la cola enroscada. Se dice que en el antiguo reino de Siam se produjo un período de guerra, que hizo que todos los hombres fueran a defender su país, por lo que dejaron una pareja de siameses para custodiar una copa dorada de Buda. Estos se aparearon, la hembra quedó embarazada pero el macho se alejó, dejándola al cargo de la guardia.

Esta envolvió su cola al tallo de la copa y fijó sus ojos en ella. Y allí se quedó, hasta que volvieran los hombres, pero tras la larga espera terminó dando a luz y sus crías terminaron heredando las características físicas que ella misma había adquirido durante su período de guardia.


Otra leyenda relacionada con la característica de la cola enroscada, cuenta que en el antiguo reino de Siam, una princesa real cada vez que iba a su baño diario, colocaba sus anillos en la cola de su gato. Este doblaba su cola para que no se cayeran y poco a poco a lo largo de los años, la cola ha desarrollado esa torcedura permanente.

Leyendas sobre gatos siameses

Si te interesa la historia del gato siamés puedes leerla aquí.

A continuación un vídeo sobre un gato siamés oriental:

Vacunas gatos

Estándar

Vacunas gatos.

Al igual que en los seres humanos, la vacunación de su gato le ayuda a protegerse frente a enfermedades graves y/o potencialmente peligrosas.

vacunas

Una vacuna se administra mediante una inyección bajo la piel, aunque a veces se puede administrar en forma de gotas en los ojos o la nariz. Es una preparación diseñada para proporcionar una protección contra una enfermedad infecciosa específica a través de la estimulación de una respuesta inmune que protegerá al gato, si posteriormente se expone a la infección.

Las vacunas pueden contener:

  • Organismos vivos ( llamadas “vacunas vivas modificadas”).
  • Organismos muertos (vacunas muertas o inactivadas).
  • Vacunas recombinantes.

Todas las vacunas tienen que someterse a unas pruebas de seguridad y eficacia rigurosa, antes de ser autorizadas para su uso en gatos.

La disponibilidad de las diferentes vacunas varía entre los diferentes países, debido a que algunas enfermedades no están presentes en todas partes.

Las vacunas más comúnmente disponibles se utilizan para proporcionar protección contra las siguientes infecciones:

  • Parvovirus felino.
  • Gripe felina.
  • Calicivirus felino.
  • Leucemia felina.
  • Rabia.
  • Felis Chlamydophila.
  • Bordetella bronchiseptica.

Las vacunas pueden ser divididas en:

  • Vacunas básicas: se consideran esenciales en todos los gatos debido a la naturaleza generalizada y/o grave de las enfermedades.
  • Vacunas no esenciales: sólo se dan en gatos si hay un alto riesgo de exposición

Todos los gatitos deben recibir sus vacunas básicas. El curso inicial de la vacuna empieza sobre las 8-9 semanas de edad, con una segunda inyección 3-4 semanas más tarde. Ahora también es común recomendar una tercera vacunación a las 16-20 semanas para asegurarse de que el gatito está protegido adecuadamente.

A partir de la primera vacuna de refuerzo se debe dar a los 12 meses para asegurar un buen nivel de protección continua. Sin embargo, después de eso, la frecuencia de vacunaciones de refuerzo pueden ser solo de 1-3 años dependiendo de la vacuna y la enfermedad.

Los efectos adversos de las vacunas son poco comunes. Los efectos secundarios más comunes suelen ser leves, como por ejemplo letargo, inapetencia o sensibilidad en el lugar de la inyección. Otros efectos secundarios más marcados pueden ser vómitos, diarrea, parálisis, fiebre, signos de infección en las vías respiratorias o protuberancias en el sitio de inyección.

Te recomiendo leerte también este otro artículo sobre cortar las uñas a los gatos.

Bañar gatos, ¿tarea imposible?

Estándar

Bañar gatos puede ser una tarea fácil, siempre y cuando nos preparemos con antelación y mantengamos unas nociones básicas en mente. Por lo que no es necesario llevarlo a sitios especializados, que suelen caros.

baño

Lo mejor sería bañarlo ya desde pequeño para que se vaya acostumbrando, pero si no ha sido posible y su gato ya es adulto, también es posible pero tal vez sea mejor tener un ayudante.

Lo primero de todo es cepillar el manto del pelo del gato, tras ello ponemos agua en la bañera o donde vayamos a lavarlo, lo metemos y lo vamos mojando y enjabonando con suavidad y dejando la cabeza para el final. Es muy importante, la utilización de un champú específico para nuestro gato, ya que cualquier otro puede ser perjudicial para él. Cuando hayamos terminado, lo envolveremos con una toalla y así sucesivamente con otras hasta que este lo más seco posible, nunca hemos de utilizar un secador.

Tampoco es necesario bañarlo muy a menudo, con una vez al mes sería suficiente, ya que si lo bañamos más podríamos irritarle la piel.

En resumen, con un poco de práctica y preparación, el baño puede ser más fácil, menos estresante y menos costoso que llevarlos a un peluquero especializado.

bañar gatos

Si te ha gustado este artículo compártelo en las redes sociales y me ayudarás, además te invito a leer este otro sobre como superar la muerte de tu gatito.

Significado de emojis

Send this link to google