Adopción gato: la llegada a casa

Estándar

adoptarAdopción gato: pautas para la llegada a casa.

Si se encuentra entre los afortunados que acaban de traer un gato a casa, ¡Enhorabuena! Se trata de una magnífica decisión que ha tenido que ser perfectamente madurada y que ha debido tener en cuenta las responsabilidades, que son ineludibles al tratarse de un ser vivo.

Adopcion gato

  • Ajuar del gato: antes de que el gato llegue a casa, se deben tener preparadas todas las cosas necesarias.

Alimentación: la llegada a una casa nueva supone un gran estrés para el gato, por lo que no se debe cambiar su alimentación en ese momento, lo que además podría provocar problemas gastrointestinales si se hace bruscamente. Por ello, se debe dar el mismo alimento que ha tomado hasta ese momento y dárselo durante los primeros días. Solo después de su adaptación se puede cambiar el alimento por el que sea del agrado del nuevo propietario y siempre siguiendo el protocolo conocido como “transición alimentaria”.

Recipientes: directamente relacionados con el alimento están los recipientes donde comerá y beberá, cuyos materiales tienen mucha importancia para los gatos, ya que los prefieren de porcelana, cristal o metálicos. En cuanto a las raciones de alimento, se deben seguir las indicaciones del fabricante o del veterinario, y se cuidará que el agua para beber esté a su disposición en todo momento, limpia y fresca.

Bandeja y arena higiénicas: para cualquier gato que no vaya a tener acceso al exterior es imprescindible la incorporación de una bandeja con arena higiénica. Si es posible, es muy adecuado ponerle una de las mismas características que tuviera la que usara en su entorno de procedencia, ya que existe la posibilidad de que pueda rechazar el uso de una arena nueva si es muy distinta. A su vez, la arena higiénica debe estar separada, mejor en distintas estancias, de la comida y el agua.

Juguetes: es conveniente que tenga a su disposición algún juguete, ya que esto ayudará a su entretenimiento, a quemar energía y a prevenir que deteriore otros objetos. Los más adecuados son los que tienen algún mecanismo de movimiento o los llamados “interactivos”, es decir, los que mueve el propietario.

Rascador: este objeto sirve para que el gato utilice las uñas, un instinto natural que no se puede eliminar. No obstante, su uso requiere algo de entretenimiento, especialmente en los gatos que no están familiarizados con ellos.

Utensilios para su higiene: el gato necesitará ciertos utensilios para el cuidado de su manto, aunque sea de pelo corto. Por ello, también se debe tener preparado el instrumental más adecuado para las características de su pelo. Si el gato está acostumbrado al baño, también se necesita un champú, que debe estar formulado para gatos.

Cortauñas: para una convivencia sin contratiempos, es mejor acostumbrar al gato a cortarle las uñas periódicamente, para lo que hace falta un cortauñas especial para gatos. Esto es independiente de que tenga a su disposición un rascador.

Transportín: será necesario para cualquier ocasión en que deba salir de casa, ya que además de ser cómodo para el dueño, es lo más seguro para el gato. También es la mejor elección cuando se le debe llevar de viaje. En el período de adaptación a un nuevo hogar son muy útiles las feromonas felinas, producto por el que puede consultar con el veterinario.

  • Toma de contacto: una vez en casa, lo primero que se debe hacer es dejar que inspeccione su nuevo entorno libremente, sin impedimentos y sin obligarle. Preferentemente se dejará abierto el transportín en el que ha sido trasladado para que salga cuando él quiera. Es mejor hacerlo donde se encuentra la bandeja higiénica, ya que así sabrá dónde localizarla desde el principio. Es adecuado que disponga de un espacio destinado exclusivamente para él, donde pueda sentirse cómodo y que con posterioridad suponga una referencia dentro del hogar, aunque será él quien acabe eligiendo su lugar favorito dentro de casa.

Dada la naturaleza curiosa de los gatos, tanto durante el período de habituación al nuevo hogar como después, se deben poner fuera de su alcance todos los productos potencialmente tóxicos, por ejemplo, los detergentes e insecticidas, así como todo aquello que pueda ocasionar heridas.

Los cables conectados a la red eléctrica también son peligrosos, tanto porque pueden enrollarse en su cuello al jugar como porque puede morderlos y recibir una descarga eléctrica. Por último, no se debe permitir su acceso a una ventana abierta y asegurarse de que las plantas no son tóxicas para él.

Si te ha gustado este artículo tanto cómo a mi escribirlo, seguro que te interesa elegir la cama adecuada para tu gato siamés.

Cuidados de un gato siamés: nacimiento a tres meses

Estándar

Cuidados de un gato: desde su nacimiento hasta los tres meses

  • Desarrollo gatito desde el nacimiento-1semana. Los gatitos recién nacidos no pueden regular su temperatura corporal, por lo que durante su primera semana deben estar cerca de su madre. Sus ojos aún no están abiertos, las orejas se doblan hacia abajo y no pueden oír ni ver nada.  Suelen pesar entre 90-140 gramos y deben ir aumentando a cada día que pasa.

Cuidados de un gato

En el caso de los gatos siameses, estos nacen totalmente blancos y su coloración no se hace visible hasta que hayan pasado un par se semanas, sin embargo al final de la primera semana se puede llegar apreciar algo de color en los bordes de las orejas.

  • Semanas 2-3. Desarrollo de los sentidos. En su segunda semana empiezan a abrir sus ojos.  Su sentido del olfato también empieza a desarrollarse y se inicia el ronroneo, aprendido de su madre.

Los gatitos siameses doblan su peso en la segunda semana y ya empiezan a moverse.

El desarrollo continúa en la tercera semana, el gatito se vuelve más activo y consciente de lo que pasa a su alrededor. Las orejas empiezan a crecer y a mantenerse en pie.

Empiezan a desarrollarse los buenos hábitos de aseo, la madre ya empieza a lamer el trasero y la área genital del gatito, para estimular la evacuación. Lo continúa haciendo hasta el destete de los gatitos y las heces se vuelven más abundantes y sólidas. La madre ya les enseña hacer uso del arenero.

  • Semana 4. Los gatitos se vuelven más juguetones y curiosos, por lo que empiezan a explorar y alejarse más de la madre. Tanto su vista como oído se agudiza, e incluso empiezan a comer sólido.

Cuidados de un gato

  • Semana 5-8. Durante este tiempo los gatitos cambian gradualmente de ser totalmente dependiente de la madre y ya son completamente destetados.  A las 5 semanas, la vista ya está totalmente desarrollada. Empiezan a tener mucha energía y ya empiezan a mostrar rasgos distintivos de su personalidad.

Es el momento de la socialización del gatito y del aprendizaje del mundo que le rodea. También reciben su primera serie de vacunas.

  • Semana 8-12. Los gatitos siguen creciendo y con ganas de jugar, en este momento tienen una edad de un niño de 3-5 años. A las 12 semanas reciben su segunda tanda de vacunas.
  • Semana 13. Este momento es el adecuado para que el gatito pueda partir a un nuevo hogar. El crecimiento y desarrollo continúa durante algún tiempo más, hasta aproximadamente los dos años, que es cuando se considera un gato adulto.

Si te ha gustado este artículo sobre los cuidados de un gato siamés te recomiendo que le eches un vistazo al resto del blog al artículo sobre el arenero de un gato siamés.

Significado de emojis

Send this link to google